APOYOS SOBRE PISO.

En los casos en los que no hay receptáculo, plato o bañera el cerramiento de ducha necesita apoyar en el piso del baño de alguna manera. Acá te mostramos las más usuales.
En es Esquema 1 vemos el riel de la mampara directamente apoyado en el suelo. Es una opción posible pero, si hay un desborde de agua, se superará rápido.-
El Esquema 2 es el que resuelve el apoyo con una opción muy frecuente llamada “pediluvio”. Consiste en un pequeño muro de ladrillo de no más de 20cm de alto y 10 de espesor que se reviste con los mismos cerámicos del piso. Eleva la corredera del cerramiento y es muy eficaz frente a desbordes.-
Finalmente el Esquema 3 es una solución muy interesante pero coco usada que consiste en “hundir” unos 5cm el piso de la ducha para generar un desnivel en el piso. Se resuelve revistiendo con los cerámicos de piso.-
En cualquiera de los tres casos es indispensable realizar un correcto sellado con siliconas en los puntos de encuentro entre planos vertical y horizontal y en los bordes de los rieles de las mamparas. Cada tanto hay que reforzarlos. No es eterno y es muy fácil de hacer.-
¿Cuál te parece mejor?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *