Una mampara de paño fijo es una solución que puede ser muy adecuada o un error. Hay que evaluar bien las ventajas y desventajas. Es una opción económica ya que no tiene ruedas, tiradores ni perfiles complementarios. Es solo cristal y perfil de apoyo. Son herméticas en el sitio donde van colocadas pero hay riesgo de salida de agua en el lugar que queda abierto.
Hay mucha gente que la llama “media mampara” considerando que no ocupa el largo total del espacio de ducha. Preferimos llamarlo Paño Fijo. Hay dos cosas que este tipo de cerramientos obligan a considerar y están totalmente vinculadas:
1) El ancho necesario es la primera ¿Cuál debería ser? 
2) La otra es el espacio de ingreso ¿Cuánto hay que dejar para entrar?

Veamos: este tipo de cierres al dejar un sector abierto es casi seguro que algo va a salpicar. 

¿Cuál sería el ancho adecuado para que no salpique? ¡No lo podemos saber! Depende del caudal de agua, la presión y hasta del tamaño de la persona que se baña. Lo ideal es hacerlas lo más anchas posibles para que haya menos posibilidades de que salga agua. Pero acá viene el otro inconveniente: cuánto más ancha la hacemos, más angosto queda el lugar de ingreso y empiezan a molestar los artefactos sanitarios que obstaculizan el paso.
¡Pero acá surge otro problema más! A veces se puede hacer bien ancha, no hay molestias para pasar pero… ¡No podemos abrir la ducha desde afuera porque la grifería nos queda muy lejos y no nos da el largo del brazo!

¿Cómo se soluciona todo esto? Bueno… no es fácil. Hay que pensar bien y equilibrar las dimensiones de acuerdo a los deseos y exigencia de cada uno. Hay gente que no le molesta que haya un salpicado y otros que no quieren ni una gota afuera. 
Hay personas que no tienen problema en entrar a la ducha para abrir ya que siempre lo hicieron así pero otras necesitan abrir el agua previamente a sacarse la ropa. Es cuestión de costumbre.

Algunos usuarios no tienen inconveniente en pasar por encima del bidet para entrar pero otros exigen un acceso franco y libre.
Como vemos hay varias cosas a tener en cuenta y hay que sacrificar alguna para alcanzar otra. Depende de cada uno. Hay que tomarse un rato para analizarlo.
En ocasiones el paño fijo es deseable pero no es suficiente. Puede ser una inversión baja pero poco eficaz y hay que recurrir a otros sistemas más herméticos y funcionales. Pero no te preocupes:  siempre hay una solución adecuada que se diseña para cada caso y te vamos a ayudar a encontrarla.-